El uso de pistolas eléctricas no viola derechos humanos: Claudia Rivera


Fotografía: Especial

La presidente municipal Claudia Rivera Vivanco, consideró que las pistolas eléctricas o teaser que entregará a los policías municipales, no vulneran los derechos humanos.

Cabe mencionar que el Ayuntamiento de Puebla adquirirá mil pistolas paralizadoras con voltaje de corriente eléctrica para la secretaría de seguridad ciudadana de acuerdo a la licitación pública nacional, los aparatos deben contar con características como voltaje de corriente directa de 33KV (+/-) 10%, con dos arcos eléctricos.

Rivera Vivanco informó que previo a entregar estos aditamentos a los uniformados, se estarán capacitando al personal, para que su uso sea de forma correcta, respetando los derechos humanos.

 La idea de adquirir estas pistolas con descarga eléctrica, abundó, es para cuidar la integridad tanto de los ciudadanos como de uniformados, pues debido a que llegan en un tiempo menor son recibidos por los delincuentes con armas.

“Se han recomendado utilizar equipamiento que no es letal y es para salvaguardar por una parte la integridad de los oficiales y de la ciudadanía, sabemos que el mismo diseño de prevención y de la nueva sectorización nos permite llegar a menor  tiempo, esto genera y ha ocasionado detonar armas  y una de las medida para evitar el fuego es la utilización de los teaser”.

Rivera Vivanco manifestó que se han percatado que el 80 por cientos de los presuntos delincuentes detenido e encuentra bajo el influjo de drogas, de ahí que estos aparatos servirán para no poner en riesgo a los uniformados como a las personas.

“Sabemos del aumento de consumo de drogas, el 80 por ciento de los delincuentes al momento de su aseguramiento, están bajo la influencia de alguna droga, y es no permitir que ellos se pongan en riesgo”.

Remató diciendo que  Puebla capital sería la primera en usar este modelo de seguridad en la entidad aunque luego dijo que es a nivel nacional.

De acuerdo a algunos expertos las consecuencias físicas de estos dispositivos en el primer segundo de uso consisten en una contracción en los músculos, a los dos segundos aparecen espasmos musculares y se experimenta una desorientación; entre los tres y cinco segundos siguientes se pierde el balance del cuerpo, ello, de aplicarse en zonas alejadas de la caja toráxica, es decir, un brazo o una pierna.

Aunque si se aplica en la cabeza o en el pecho del agresor, la misma inmovilización hace que se detengan las funciones del cerebro o corazón, según sea el caso, lo cual tipifica ya como homicidio.

 

 

 

 

Comentarios

Agrega tu comentario
  • Últimas noticias
  • Más de: