Estos son los jugadores que serán clave para su equipo en la próxima temporada de la NFL

Twitter
" Una vez que pase la contingencia del coronavirus, estos 32 jugadores robarán miradas en la próxima temporada de la NFL "

Cada temporada de la NFL es una montaña rusa en donde nunca se sabe en qué momento un jugador estará en su cúspide en su carrera, en cuanto la aportación que haga a su equipo. Muchas veces tienen un año de ensueño y al siguiente no son ni su propia sombra.

Para la siguiente temporada hay un sin número de jugadores que buscan sobresalir y en su mayoría son novatos que buscan demostrar su calidad, casi todos buscando causar una buena impresión cuando dejen su contrato de novatos y así buscar una mejora considerable en su próximo acuerdo.

Muchos de ellos en puestos específicos en donde los reflectores estarán más atentos a cualquier acción destacada que tengan.

Cada uno de los equipos equipo tiene un jugador de estas características. Los veteranos retroceden y desaparecen, mientras que los jugadores más jóvenes se desarrollan y se convierten en contribuyentes muy activos.

Algunos equipos pueden tener más de un candidato. Aquí te dejamos los que suponemos tenrán mayor impacto en cada uno de sus respectivos equipos cuando finalmente pase la contingencia del coronavirus y finalmente inicie la próxima campaña.

Con la partida de Tom Brady terminó una era en Nueva Inglaterra y ahora los Patriots necesitan encontrar una manera de reinventar su ofensiva en torno a su próximo quarterback. Los jugadores como el receptor N’Keal Harry, en quien los Patriots ya han utilizado recursos significativos, necesitarán tener un especialista que los nutra de la mejor manera y causar mayor daño a sus rivales.

Harry fue la selección de primera ronda de Nueva Inglaterra el año pasado, pero tuvo problemas después de ser colocado en la lista de reservas lesionados debido a una lesión en el tobillo. Jugó solo siete juegos, atrapando 12 pases para 105 yardas y dos touchdowns.

El jugador de 22 años no se ha desarrollado como los fanáticos esperaban. Sin embargo, incluso Brady tiene grandes expectativas para Harry la próxima temporada. Fuera de Julian Edelman, no hay garantías en la posición de receptor, lo que le dará a Harry la oportunidad de hacerse un papel.

Por el bien de Harry, los Patriots deben encontrar un quarterback competente. Si lo hacen, Harry estará en línea para una temporada mucho mejor.

Bills de Buffalo: Devin Singletary

Los Bills han recargado su ofensiva en las últimas dos temporadas, y todo está listo para que Devin Singletary tenga un gran segundo año.

 

Con solo 1.70 metros y 109 kilos, Singletary demostró que el tamaño no es todo para un corredor. Terminó la campaña pasada con 775 yardas por tierra y dos touchdowns, promediando 5.1 yardas impresionantes por acarreo. En el juego aéreo, agregó otro 194 yardas y dos anotaciones.

Esa producción fue en solo 12 juegos mientras jugaba detrás del veterano Frank Gore. Aunque Gore aún no planea retirarse, no está claro si regresará a Buffalo dado que es un agente libre sin restricciones, y los Bills parecen tener suficiente profundidad en el campo con Singletary y TJ Yeldon.

Singletary debería ser quien absorba la responsabilidad en el ataque terrestre.

Jets de Nueva York: Sam Darnold

El ex troyano de USC registró un ligero repunte en su producción el año pasado, completando el 61.9 por ciento de sus pases para 3,024 yardas y 19 touchdowns con 13 intercepciones. Sin embargo, ha estado constantemente bajo presión, lo que ha afectado su capacidad para tener más éxito. Ha sido capturado 63 veces en 26 juegos.

Debido a eso, los Jets invirtieron fuertemente en su línea ofensiva, firmando al tackle George Fant y al centro Connor McGovern en la agencia libre. También tienen algo de capital del próximo draft con cuatro selecciones en las primeras tres rondas, lo que debería darles algunas oportunidades para reclutar jugadores de juego ofensivos.

Este será un año de prueba para Darnold, y con todos los cambios que han hecho los Jets, finalmente podría ser su momento de brillar.

Dolphins de Miami: Christian Wilkin

Se esperaba que fuera el peor equipo el año pasado, los Dolphins mostraron cierta resistencia con muchos jugadores jóvenes y un nuevo entrenador en jefe. Ahora, con los agentes libres recién adquiridos y un nuevo mariscal de campo que probablemente llegue a mediante el próximo draft, jugadores como Christian Wilkins tendrán la oportunidad de hacerse cargo.

Como la selección de primera ronda del equipo en 2019, se esperaba que Wilkins tuviera un gran impacto en la defensa. Pero con la falta de apoyo, Wilkins no pudo hacer mucho. Terminó con 56 tacleadas y dos capturas.

Afortunadamente para el dos veces campeón nacional en Clemson, tendrá la ayuda que tanto necesita en defensa en 2020. Los Dolphins han sido más que agresivos en la agencia libre, agregando Shaq Lawson, Kyle Van Noy y Byron Jones.

La versión de los Dolphins de la próxima temporada se verá muy diferente a la versión del año pasado, y eso significa solo cosas buenas para Wilkins y otros que están listos para dar el siguiente paso.

DIVISIÓN NORTE

Ravens de Baltimore: Jaylon Ferguso

Los linebackers han ido y venido en Baltimore en las últimas temporadas. Ahora, Jaylon Ferguson tiene la oportunidad de ser el próximo terror contra la ofensiva terrestre.

 

Es poseedor del récord de 45 capturas de carrera para Louisiana Tech. A pesar de que Ferguson jugó en un programa más pequeño, esa producción junto con una humanidad de 1.95 metros y 124 kilos hizo que Baltimore lo eligiera en la tercera ronda del Draft de 2019.

Estar detrás de jugadores como Matthew Judon y Pernell McPhee limitó el tiempo de juego de Ferguson como novato, pero aun así logró 2.5 capturas en 14 juegos. McPhee es un agente libre y aún no ha firmado con Baltimore, lo que podría darle a Ferguson un papel mucho más importante en su segundo año.

La defensa de los Ravens tiene mucho talento, pero con un año completo en su haber, Ferguson debería convertirse en un jugador mucho más productivo en 2020.

Steelers de Pittsburgh: James Washington

 

El ex receptor abierto del estado de Oklahoma, James Washington, fue reclutado para ser una gran amenaza para los Steelers de Pittsburgh y llenar los zapatos que dejó Antonio Brown. Si bien eso no ha funcionado, este podría ser el año en que Washington de el estirón.

Después de una temporada de novato relativamente tranquila, Washington fue un objetivo importante en 2019, pero tuvo una producción modesta en el mejor de los casos. En sus 80 objetivos, terminó con solo 44 recepciones para 735 yardas y tres touchdowns.

Sin embargo, una gran razón para esa falta de producción fue la tumultuosa situación del mariscal de campo. Mason Rudolph y Devlin Hodges pasaron la mayor parte del año jugando detrás del centro después de que el futuro miembro del Salón de la Fama, Ben Roethlisberger sufriera una lesión en el codo que termina la temporada apenas en la Semana 2.

Un saludable Roethlisberger, a quien le encanta buscar oportunidades en el campo, es justo lo que Washington necesita para tener una gran temporada.

Browns de Cleveland: Greedy William

Las expectativas de los Browns eran altísimas antes del comienzo de la temporada pasada, pero todo se vino abajo rápidamente en ambos lados del balón. El equipo deberá centrarse en la fortaleza mental, especialmente con jugadores jóvenes como el cornerback Greedy Williams, que intentan desarrollar sus juegos.

El jugador de 22 años aterrizó en Cleveland con la selección general número 46 en 2019 como un prospecto muy respetado de LSU. Williams todavía estaba tratando de encontrar su equilibrio el año pasado, pero permitió solo una calificación de pasador de 84.9 cuando fue seleccionado como novato a pesar de registrar sólo dos desviaciones de pase y ni una sola intercepción. Una lesión en los isquiotibiales también lo mantuvo fuera durante cuatro juegos.

Este año, tendrá ayuda adicional en la defensa secundaria para quitarle algo de presión después de que los Browns firmaron a Karl Joseph y Kevin Johnson.

 

El ex defensa de la LSU tiene el tamaño (1.87 metros, 83 kilos) y la velocidad (4.37 en las 40 yardas ) para ser una opción confiable a largo plazo para los Browns. Es solo cuestión de que tenga el entrenamiento y el talento adecuados a su alrededor, lo que podría tener después de los fichajes antes mencionados y la contratación del entrenador en jefe Kevin Stefanski y el ex entrenador de los defensivos de los 49ers, Joe Woods, quien asumirá el cargo de coordinador defensivo.

Bengals de Cincinnati: John Ross III

Hemos estado esperando que la velocidad vertiginosa del receptor John Ross III se traduzca finalmente en un creador de juegos explosivo. Si puede mantenerse sano, 2020 podría ser el año en que lo veamos hacer exactamente eso.

Ross se robó el centro de atención nacional en el Combine del 2017, al romper el récord de 40 yardas en el tablero, ejecutándolo en 4.22 segundos. Ross rara vez vio el campo fuera de las oportunidades de la zona roja en sus dos primeras temporadas, pero las aprovechó al máximo en 2018, logrando siete touchdowns.

Cuando Zac Taylor asumió el cargo de entrenador en jefe el año pasado, Ross vio un papel mucho más importante en la ofensiva. Tuvo dos primeros juegos dominantes, atrapando 11 pases para 270 yardas y tres touchdowns.

Desafortunadamente, no vio la zona final después de ese tramo, y se perdió todo octubre y noviembre debido a una clavícula rota.

Entre Andy Dalton, Ryan Finley y Alex Erickson, el puesto de quarterback quedó mucho a deber, pero eso debería cambiar en 2020, con los Bengals casi garantizados para reclutar a Joe Burrow con la selección general número uno. Si Burrow y el receptor de cuarto año pueden llegar a una rápida sintonía, Ross finalmente podría tener una gran temporada.

DIVISIÓN SUR

Houston Texans: Lonnie Johnson Jr.

El headcoach/gerente general de los Texans de Houston, Bill O’Brien, ha hecho algunos movimientos cuestionables últimamente. Sin embargo, un movimiento que podría ser rentable es el esquinero de segundo año Lonnie Johnson Jr., la selección de segunda ronda de los Texans del draft del año pasado.

Johnson era un proyecto en progreso cuando los Texans lo sacaron de Kentucky. Con 1.87 metros 96 kilos, fue muy promocionado debido a su tamaño y capacidad atlética en general, incluso si todavía estaba trabajando en su técnica y habilidades con el balón.

La temporada de novato de Johnson fue una experiencia de aprendizaje. Renunció a una calificación de pasador de 111.6 cuando fue atacado y permitió cuatro pases de touchdown.

Una temporada baja completa debería hacer mucho bien a Johnson, y también tendrá algo de ayuda con un J.J. Watt que causa estragos en el campo. Si puede seguir trabajando en su técnica, Johnson debería convertirse en un jugador mucho más confiable para la defensa de Houston.

 

Titans de Tennessee: Jeffery Simmons

 

Posiblemente uno de los jugadores más talentosos del Draft de 2019, el liniero defensivo Jeffery Simmons tiene el cielo como límite.

Simmons fue elegido en el puesto 19 por los Titans después de desgarrarse el ligamento anterior cruzado en un entrenamiento previo al sorteo. La rehabilitación de su lesión en la rodilla lo mantuvo fuera hasta octubre, pero jugó a un alto nivel tan pronto como salió al campo a pesar de perderse una temporada baja completa.

En nueve juegos, Simmons terminó con 32 tacleadas y dos capturas, pero fue mejor de lo que mostraron los puntajes de la caja. Sus habilidades para ayudar a contener la carrera y presionar al mariscal de campo hacen una combinación rara en un jugador de 22 años.

Como Jurrell Casey ahora está con los Broncos, los Titanes confiarán en Simmons en las trincheras. Dado su trabajo como novato, 2020 podría ser su año para explotar y convertirse en una estrella.

Colts de Indianápolis: Kemoko Turay

Los Colts hicieron un gran alboroto de la temporada baja al cambiar su selección de primera ronda a los 49ers por el liniero defensivo DeForest Buckner. Debería ser un gran impulso para la defensa, y uno que debería ayudar a jugadores más jóvenes como Kemoko Turay.

Utilizado principalmente en situaciones de pase rápido, Turay ha sido clave en sus dos primeras temporadas. Después de terminar segundo en el equipo en presiones de quarterback como novato, Turay tuvo 1.5 capturas, cinco hits de quarterback y un balón suelto forzado en solo cuatro juegos el año pasado.

Justo cuando Turay comenzaba a calentarse, sufrió una lesión en el tobillo que terminó la temporada en la Semana 5 contra los Chiefs. Fue una pérdida difícil para la defensa de los Colts, pero con suerte estará completamente sano para la temporada 2020.

Si Turay está listo para irse, su trabajo será mucho más fácil con Buckner quitándole mucha atención en el medio de la línea defensiva. Con esos dos y creadores de juego como Darius Leonard y Malik Hooker, los Colts tienen la oportunidad de desplegar una de las defensas más formidables de la liga.

Jaguars de Jacksonville: Ronnie Harrison

El headcoach de Alabama, Nick Saban, tiene la habilidad de producir buenos prospectos para la NFL en casi cualquier posición, pero particularmente con defensas. El profundo de Jaguars, Ronnie Harrison, ha confirmado esa constante hasta ahora, pero podría estar en línea para un papel mucho más importante en 2020.

Harrison cumplirá solo 23 años en abril y ya se está desarrollando rápidamente. La selección de tercera ronda de 2018 ha sido un titular establecido durante dos temporadas y terminó el año pasado con 71 tacleadas totales, dos intercepciones, dos capturas y nueve desviaciones de pase.

Harrison puede llenar una hoja de estadísticas en gran parte gracias a su versatilidad defensiva. Incluso en Alabama, fue valiente contra la carrera y al mismo tiempo pudo jugar en cobertura profunda. Su humanidad de 1.90 metros y 93 kilos lo convierte en un arma versátil que puede moverse y enfrentarse a diferentes enfrentamientos contra los creadores de juego clave de las ofensas opuestas.

Ahora que está entrando en su tercera temporada, Harrison debería emerger como líder en una defensa de los Jaguars que ha sufrido un cambio significativo de identidad en los últimos años. Dado su conjunto de habilidades, Harrison debería poder rellenar la hoja de estadísticas incluso más que el año pasado.

DIVISIÓN OESTE

Chiefs de Kansas City: Mecole Hardman

 

Es difícil llamar a alguien en un equipo que acaba de ganar el Super Bowl como un candidato destacado, y mucho menos un jugador como Mecole Hardman. Sin embargo, el jugador de 22 años tiene la oportunidad de aprovechar su temporada de novato y convertirse en uno de los receptores más explosivos de la liga.

La velocidad de Hardman estaba más que conocida antes de tocar un campo de la NFL, ya que corrió la carrera de 40 yardas en 4.33 segundos en el Combine. Como novato, consiguió 26 atrapadas para 538 yardas y seis anotaciones. También agregó un touchdown épico de 104 yardas de patada de regreso, la jugada más larga de la temporada.

La carga de trabajo con los Chiefs de Hardman seguramente aumentará en 2020 dada su gran capacidad de juego. Solo tuvo 30 jugadas ofensivas durante la temporada regular, lo que no es suficiente para un jugador con su tipo de explosividad.

Patrick Mahomes también se dirigirá a personas como Tyreek Hill, Sammy Watkins y Travis Kelce, lo que podría limitar la carga de trabajo de Hardman. Pero considerando lo eléctrico que es en campo abierto, podría estar en línea para un gran año con los campeones defensores del Super Bowl.

Broncos de Denver: Drew Lock

De todos quarterbacks jóvenes mencionados en esta lista, Drew Lock está en el mejor lugar para tener el mayor resplandor de la temporada 2020.

El gerente general de los Broncos, John Elway no fue tímido sobre su amor por Lock como prospecto de cara al Draft de 2019, y consiguió a la ex estrella de Missouri en la segunda ronda. Aunque no salió al campo hasta diciembre, Lock llamó la atención en solo cinco juegos. Los Broncos no solo consiguieron un récord de 4-1 en ese lapso, sino que también terminó con una calificación de pasador de 89.7 con siete anotaciones y tres intercepciones.

 

Elway ya ha dicho que Lock comenzará en 2020, lo que debería darle tranquilidad para seguir trabajando en su oficio mientras sabe que su trabajo es seguro. Una temporada completa como titular debería significar grandes números, especialmente con armas como Courtland Sutton, Noah Fant y el recién adquirido Melvin Gordon.

Raiders de Las Vegas: Clelin Ferrel

Aunque los Raiders lo eligieron en la selección global 4 en el Draft del 2019, el defensive end Clelin Ferrell ni siquiera fue el novato más impresionante en su propio equipo el año pasado. Eso debería darle al jugador de 22 años algo de motivación extra mientras se dirige a su segunda temporada en una ciudad nueva, pero con el mismo equipo.

Ferrell acumuló  38 tacleadas totales, 4.5 capturas y cinco desviaciones de pase en 15 juegos, por lo que no le fue tan terrible durante la temporada. Sin embargo, no estuvo a la altura de la exageración que conlleva ser una de los cinco mejores en su clase.

Se esperaba que Ferrell fuera un proyecto a largo plazo, pero sus números lo hacían demasiado tentador para que el gerente general Mike Mayock lo dejara pasar. Mucho menos con un físico de 1.93 metros y 119 kilos con brazos de 87 centímetros en el Combine, dándole la carrocería ideal para un ala defensiva con más espacio para crecer.

Aunque el novato Maxx Crosby eclipsó a Ferrell el año pasado con una temporada de 10 capturas, su presencia debería quitarle mucha presión a Ferrell, lo que solo puede significar cosas buenas para la ex estrella de Clemson en el futuro.

Chargers de Los Angeles: Jerry Tiller

Se suponía que el ex liniero defensivo de Notre Dame, Jerry Tillery, se convertiría en una fuerza dominante como novato, pero eso nunca se concretó. Ahora, los Chargers esperan que Tillery pueda comenzar a explotar su potencial.

Los Chargers eligieron a Tillery con la selección 28 en el Draft de 2019 después de que se sometió a una cirugía de hombro en marzo. Tillery estaba listo cuando llegó la temporada regular, pero la lesión y la recuperación parecían afectar su juego.

Tillery terminó la temporada sin haber asegurado un papel de títular, registrando solo 17 tacleadas y dos capturas. De hecho, jugó el 36.3 por ciento de las jugadas, lo que demuestra que luchó para sentirse cómodo con la defensa.

Estar bien de salud y una temporada baja completa para aclimatarse es probablemente lo que necesita . Si está listo la próxima temporada deberá ser un año muy diferente.

CONFERENCIA NACIONAL

DIVISÓN ESTE

Eagles de Filadelfia: Derek Barnett

 

 

De cara al Draft de 2017, Derek Barnett fue considerado uno de los mejores defensive ends, detrás de Myles Garrett. Si bien la carrera de Barnett no ha estado a la altura de esa exageración, podría cambiar las cosas en 2020 con Eagles.

En 14 juegos la temporada pasada, Barnett estableció un récord personal con 6.5 capturas, agregando 30 tacleadas y dos balones sueltos forzados. Pero se ha perdido 13 juegos en sus primeras tres temporadas y solo tiene 14 capturas en su carrera.

La buena noticia para Barnett es que su salud parece estar llendo en la dirección correcta; se perdió solo dos juegos la temporada pasada después de faltar 10 en 2018. Más tiempo en el campo condujo a una producción significativamente mayor, lo que no debería sorprender a cualquiera que haya visto a Barnett jugar en la universidad para Tennessee.

Si puede mantenerse sano, y los Eagles pueden agregar más talento a la defensa en esta temporada baja, Barnett tendrá la oportunidad de ser uno de los principales defensivos en la liga.

Cowboys de Dallas: Chidobe Awuzi

La defensa de los Cowboys, y el plantel en general, podrían verse muy diferentes en 2020. Un jugador que regresa y podría convertirse en un nuevo líder es el cornerback Chidobe Awuzie.

Awuzie se ha convertido lentamente en un defensa más productivo durante sus primeras tres temporadas. En 2019, acumuló 79 tacleadas, 14 desviaciones de pase y una intercepción. Los quarterbacks registraron una modesta calificación de pasador de 89.1 cuando lo atacaron.

Byron Jones ya se fue a los Dolphins en la agencia libre, y parece que dependerá de Awuzie asumir un papel clave en el equipo.

Giants de Nueva York: Daniel Jone

Dado lo temprano que fue reclutado y el mercado en el que juega, el quarterback de los Giants, Daniel Jones, ya ha atraído mucha atención nacional. Sin embargo, 2020 es la oportunidad de ganarse el respeto de todos.

Jones comenzó la temporada pasada como el respaldo de Eli Manning, pero como la selección general número 6 en el Draft de 2019, hubo demasiado barullo en los medios como para mantenerlo por mucho tiempo. Jugó decentemente, incluso si era inconsistente, lanzando para 3,027 yardas y 24 touchdowns con 12 intercepciones.

Muchas de las luchas de Jones se pueden atribuir a la empinada curva de aprendizaje de la liga, pero una gran cantidad de ausencias entre sus jugadores de habilidad ciertamente atrofió su desarrollo. Un Saquon Barkley saludable y una temporada completa de Golden Tate podrían hacer maravillas de Jones.

Es probable que los Giants sigan invirtiendo en su línea ofensiva esta temporada baja, y si sus armas pueden mantenerse saludables, Jones podría dar un gran salto y comenzar a estar a la altura de su estado de reclutamiento.

Redskins de Washington: Derrius Guice

En la universidad, Guice fue uno de los corredores más dominantes de la nación mientras estaba en LSU. En su segunda temporada corrió para 1,387 yardas y 15 touchdowns mientras promediaba 7.6 yardas por acarreo. Agregó otras 1,251 yardas y 11 puntajes la siguiente temporada.

Sin embargo, la carrera de Guice aún no ha despegado. Un desgarro en el ligamento anterior cruzado de su rodilla en la pretemporada de Redskins terminó su temporada de novato antes de que comenzara, y una serie de lesiones la temporada pasada lo obligaron a perder 11 juegos más. Sin embargo, su producción fue sobresaliente en los cinco juegos que jugó: 245 yardas y dos puntajes en 5.8 yardas por acarreo.

Para cuando llegue la temporada 2020, Guice debería estar completamente sano, y si puede mantenerse así, las defensas contrarias tendrán dificultades para retrasarlo.

DIVISIÓN NORTE

Packers de Green Bay: Darnell Savage

Los Packers tenían mucha fe en el profundo de Maryland, Darnell Savage, tomado en la primera ronda del Draft de 2019. Si bien no ganó mucha atención nacional como novato, tiene una gran oportunidad de tomar la liga por asalto en 2020.

En 14 juegos la temporada pasada, la selección general número 21 acumuló 55 tacleadas totales, cinco desviaciones de pase, dos intercepciones y dos balones sueltos forzados. Puede parecer una producción modesta, pero Savage pasó la mayor parte del año sintiéndose cómodo con el esquema defensivo de Mike Pettine, y un esguince de tobillo obstaculizó ese desarrollo.

Una temporada baja completa con el libro de jugadas de los Packers le hará mucho bien al safety. También ayuda que tenga mucho talento a su alrededor para ejercer presión, desde un dúo de corredores de pases de primer nivel en Za’Darius Smith y Preston Smith hasta un fuerte esquinero en Jaire Alexander.

Savage se destacó en la universidad debido a sus fuertes instintos y velocidad de primer nivel. Si puede sentirse más cómodo en la defensa de los Packers, debería pasarla mejor confiando en esos instintos y haciendo más jugadas grandes.

Vikings de Minnesota: Mike Boon

A pesar de que Mike Boone está detrás de Dalvin Cook en la tabla de profundidad de los Vikings, tendrá la oportunidad de hacerse un papel mucho más importante en el backfield.

Al ingresar a su tercera temporada con los Vikings, Boone vio acción limitada en 2019, pero aprovechó al máximo cada una de sus jugadas. Cargó la pelota solo 49 veces, pero corrió para 273 yardas y tres touchdowns, promediando un impresionante 5.6 yardas por acarreo.

Boone tuvo su primer partido al final de la temporada contra los Bears. Se fue para 148 yardas y un touchdown en solo 17 acarreos.

Los Vikings parecen pensar muy bien de Boone, porque, según los informes, rechazaron una oferta por él en la fecha límite. Eso indica que aunque no sea el titular, tendrá la oportunidad de obtener más toques para quitarle parte de la carga de trabajo a Cook y Alexander Mattison.

Bears de Chicago: Anthony Miller

La carrera de Anthony Miller con los Bears ha tenido un comienzo decente, pero esta próxima temporada es la oportunidad perfecta para que se solidifique como uno de los receptores más dominantes de la liga.

El egresado de Memphis de 25 años tuvo una fuerte campaña de novato con siete touchdowns recibidos. Su producción en la zona final cayó en 2019, pero registró 52 recepciones para 656 yardas y dos puntajes y tuvo una tasa de captura del 61.2 por ciento. También vio un aumento en su papel y fue atacado 31 veces más.

La caída en los touchdowns se atribuye en gran medida a la volatilidad en la posición de quarterback. Mitchell Trubisky fue inconsistente y luchó para mantenerse saludable y terminar los juegos. Su reemplazo, Chase Daniel, jugó a un nivel decente pero no lo suficientemente bien como para elevar a jugadores como Miller.

Este será un año decisivo para Trubisky y el entrenador en jefe Matt Nagy. Si la ofensiva de los Bears finalmente puede comenzar a producir, Miller estará en línea para un año decisivo dado su aumento de objetivos la temporada pasada.

Lions de Detroit: TJ Hockenson

Es raro ver a un ala cerrada entrar en el top 10 de cualquier draft, lo que hace que la temporada de novato de TJ Hockenson con los Lions sea mucho más decepcionante. Sin embargo, Hockenson podría tener un impacto mucho mayor en 2020.

Solo jugó en 12 juegos la temporada pasada, atrapando 32 pases para 367 yardas y dos touchdowns. A pesar de ser temible en Iowa, Hockenson no era tan feroz contra el talento que ya existe en la NFL, mucho menos al enfrentar a defensores sumamente atléticos.

Las lesiones en el quarterback tampoco ayudaron a su desarrollo, pero las cosas deberían ser muy diferentes la próxima temporada. Matthew Stafford, que solo jugó ocho juegos en 2019, probablemente comenzará el año completamente sano, y los Lions podrían hacer un gran movimiento y reclutar a un mariscal de campo con su selección número 3 en general en el próximo Draft.

La consistencia de un buen quarterback y una buena salud podrían ser lo que Hockenson necesita para recuper su estatus de top 10.

DIVISIÓN SUR

Saints de Nueva Orleans: Marcus Davenpor

Los Saints invirtieron una cantidad significativa de capital en el defensive end Marcus Davenport, y 2020 podría ser el año en que obtengan un gran retorno de esa inversión.

En el Draft de 2018, los Saints cambiaron del puesto 27 al 14, sólo para reclutar a Davenport, dando a los Packers su selección de primera ronda de 2019 junto con una selección de quinta ronda en el draft de ese año. Aunque se ha perdido seis juegos en sus dos primeras temporadas, acumuló 10.5 capturas y cuatro balones sueltos forzados.

Pero incluso seis capturas y tres balones sueltos forzados el año pasado no parecieron suficientes para Davenport, dado el intercambio y su estado de draft. Mientras Cameron Jordan continúa jugando en un nivel All-Pro para quitarle presión a Davenport, el joven podría soportar un aumento en su productividad.

Eso no quiere decir que Davenport no se haya convertido en un jugador confiable, pero una temporada aún más fuerte podría convertirlo en un contendiente al Pro Bowl.

Falcons de Atlanta: Isaiah Olive

La defensa de los Falcons ha dado algunos pasos importantes en los últimos años, pero el headcoach Dan Quinn espera que los jugadores jóvenes en desarrollo como el esquinero Isaiah Oliver puedan cambiar eso.

Después de ser seleccionado en el puesto 58 en general en el Draft de 2018, Oliver ha experimentado algunos dolores de crecimiento significativos. El ex defensa de Colorado finalmente encontró algo de consuelo en la defensa de Quinn, terminando 2019 con 62 tacleadas totales, 11 desviaciones de pase y un balón suelto forzado.

Oliver parecía el esquema perfecto para el sistema de Quinn, que se basa en gran medida en los conceptos de Cover 3. Tenía excelentes medidas, llegando con 1.82 metros y 85 centímetros y una envergadura de más de 2 metros.

Al igual que muchos esquineros jóvenes, a Oliver le ha llevado algún tiempo sentirse cómodo a nivel profesional. Ahora tiene la oportunidad de ser clave para Atlanta, después de que Desmond Trufant firmó con los Lions en la agencia libre.

Buccaneers de Tampa Bay: OJ Howard

Los jugadores de Fantasy parece que tienen vetado a OJ Howard, dado lo que pasó el año pasado. Sin embargo, dados los movimientos de Buccaneers en esta temporada baja, Howard puede sacudirse todas las críticas y tener una temporada destacada.

Un año de novato en 2017 parecía el comienzo de una carrera espectacular, ya que Howard atrapó 26 pases para 432 yardas y seis touchdowns. Pero su producción disminuyó drásticamente y el año pasado apenas consiguió 34 recepciones, 459 yardas y solo un touchdown.

Eso podría cambiar en 2020, ahora en los controles de la ofensiva tienen al futuro Salón de la Fama, Tom Brady. Fue un año malo para Brady en su campaña anterior en Nueva Inglaterra, pero nadie lo puede culpar dado el escaso talento que tenía a su disposición. Ahora con 43 años, tendrá la oportunidad de hacer muchas jugadas dado su gran repertorio ofensivo.

Es probable que Brady necesite varios guardasepaldas en la línea para explotar aún más su sistema de pases verticales, y eso podría poner a Howard en la situación ideal para comenzar a avanzar en su cuarta temporada.

Comentarios

Agrega tu comentario
  • Últimas noticias
11:37 pm

Denuncia Rivera hostigamiento por parte del Gobernador

08:06 pm

Sánchez Cordero llama a cuidarse del Covid-19 en Fase 2

08:03 pm

Pide Marko Cortés al INE posponer elecciones por coronavirus

08:00 pm

App del Canelo será gratis un mes para promover ejercicio en casa

07:57 pm

Anuncia Francia pruebas exitosas de medicamentos contra coronavirus

07:55 pm

Van 8 muertos y 585 casos de coronavirus en México

06:37 pm

Camila Sodi revela que ella y su hija tienen coronavirus

06:32 pm

EU supera a Italia y China, es el país más afectado por coronavirus

06:29 pm

El distanciamiento social, clave para disminuir contagios por COVID-19

05:03 pm

Fallece ‘Zoca’, hermano de Pelé

04:57 pm

Prisión preventiva contra integrantes de grupo delictivo detenido en Chignahuapan

04:54 pm

Esteban Arce da positivo a prueba de Covid-19

04:46 pm

Mantiene Segob atención a migrantes poblanos

04:38 pm

La marca de los cuatro aros ofrece recorrido virtual del Audi museum mobile

04:31 pm

Rivera Vivanco, se ha negado a dar de baja a 84 elementos vinculados a la delincuencia: Barbosa

04:21 pm

Apoya gobierno de San Pedro Cholula a grupos vulnerables de juntas auxiliares ante covid-19

03:44 pm

Reportan primera muerte por Covid-19 en Quintana Roo

03:41 pm

Pizzas gratis para abuelitos en León por coronavirus

03:09 pm

Mi vida está fuera de peligro, revela Mariana Arceo

03:07 pm

Gobernación realiza operativos para que se cumplan las medidas de prevención del COVID-19

03:02 pm

Los Turibuses también suspenden sus servicios por el COVID-19

02:52 pm

Ambulantes hacen frente al coronavirus con limpieza

02:42 pm

Instan al sector turístico a tomar con responsabilidad las medidas sanitarias ante COVID-19